Prolapso Genital

Las alteraciones de los tejidos pueden afectar al suelo pélvico por la dilatación de músculos y ligamentos que lo integran. Esta dilatación puede originar el prolapso vaginal, es decir, el descenso o caída de la vagina y, en ocasiones, el descenso del resto de órganos pelvianos.

 

El prolapso vaginal puede tener distintos grados de gravedad. En general, la mujer siente un “peso” en sus genitales y una sensación de presencia de volumen que se hace más intensa con los esfuerzos.

El descendimiento de la vagina puede ser anterior y entonces se denomina cistocele, o ser posterior o rectocele.

 

 

¿En qué consiste el tratamiento del prolapso genital?

La solución a este problema se aborda, salvo casos muy severos, mediante una cirugía con anestesia local que fija la vagina a su posición correcta utilizando mallas de sostén en ocasiones más el uso del láser para producir su adecuada contracción y recuperación del tono muscular.




Compartimos el milagro de dar vida

Clínica Colmena y Celagem (Centro Latinoamericano Genético y Molecular) se unen para garantizar resultados reales de embarazo.